Me río del conservadurismo

Les advierto que quizás este post lo consideren intolerante, ustedes deciden si lo quieren leer.

¿Alguien recuerda que cuando el reality show Big Brother iba a salir al aire hubo campañas para evitarlo? Pues si, si alguien no se acuerda y no lo cree, si existieron dichas campañas estúpidas. Recuerdo que repartían calcas en las calles para estar en contra de dicho programa por considerarlo inmoral, entre otras cosas. Es increíble como no se dice nada en contra de las telenovelas con escenas sexuales en horario AAA y para estas cosas sí.

Pero bueno, no estoy defendiendo a Big Brother, por ahí no va. Continúo. Hace mucho tiempo cuando cursaba la primaria, recuerdo que también hicieron campañas para quitarnos The Simpsons. Así es, suena todavía más estúpido que lo de Big Brother pero hasta la misma escuela nos hacía que le lleváramos a nuestros padres una hoja para que firmaran que estaban de acuerdo para que quitaran de la TV ese tipo de programación. De hecho, todavía conozco padres que les prohíben a sus hijos ver esta caricatura que yo considero de las más creativas e inteligentes que se han hecho.

Suena increíble ¿verdad? Sin embargo, desgraciadamente esa cultura conservadora aun prevalece en nuestra sociedad mexicana. Todavía mucha gente se espanta al ver a una persona con algún tatuaje, piercing o simplemente si traen el pelo largo o un peinado punk. Dichas personas dicen cosas como “no te juntes con esa gente, seguramente son marihuanos”. Mucha gente también se espanta al ver dos personas del mismo sexo besándose o simplemente les es inconcebible y repugnante ver a ese par de homosexuales tomados de la mano.

El gran Benito Juárez logro separar la Iglesia del Estado, pero la Iglesia cristiana todavía influye muchísimo en las políticas sociales del país. El partido político en el poder federal parece haberse olvidado de las Leyes de Reforma o simplemente les vale madre y no actúan conforme a los tiempos de ahora, siempre están anteponiendo sus creencias para legislar. ¿Qué le hacemos? Pues yo mejor me río de eso, es mejor reírse que estarse enojándose por los spots televisivos de Chespirito que están en contra de la despenalización del aborto. Pobre viejito, parece que todavía no se da cuenta que vivimos en el 2007 y no en 1971.

Espero pronto algún día también poder recordar y burlarme de las actuales oposiciones pendejas al uso del condón, a la Ley de Convivencia y a la despenalización del aborto. Por cierto, ya que estoy hablando de temas incómodos y polémicos, he estado pensando que definitivamente el narcotráfico no terminará a menos que la droga se legalice.

Anuncios

1 comentario

  1. Tramoz said

    Coincido, aún vivimos en épocas medievales, lo más irónico es que el conservadurismo es solo una careta, detrás hay conductas aberrantes como la pederastia.

    Saludos.

RSS feed for comments on this post

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: